Ciencia, Tecnología y mas

¿Cómo está cambiando la tecnología la psicología?

La psicología nunca se ha resistido a los avances tecnológicos, siempre ha tratado de ponerlos en práctica.Si echamos un vistazo a la historia de esta ciencia, descubriremos que muchos psicólogos, psiquiatras y neurólogos inventaron sus propios dispositivos basados ​​en los avances tecnológicos de la época. 

En el siglo dieciocho, por ejemplo, Franz Mesmer, un médico austriaco, usó imanes para tratar de aliviar los trastornos mentales. Luego creó sus famosos "tanques de salud", un contenedor de madera en el que dos filas de botellas llenas de agua magnetizada corren hacia una barra de acero equipada con puntas conductivas móviles. El paciente aplicó uno de estos consejos al lado doloroso. También solía sentar a la gente alrededor de este tanque que sostenía las manos para transmitir el magnetismo entre ellos.

Sin embargo, fue solo en el siglo XIX, cuando en Psicología rompió la pasión por los dispositivos tecnológicos, principalmente aquellos utilizados para medir y limitados al uso en el laboratorio. Tal es el caso del pletismógrafo, que podría considerarse el precursor del TAC y que midió los cambios en el volumen cerebral en personas con lesiones craneales.

Ahora la psicología se enfrenta a los nuevos desafíos planteados por la tecnología digital, el progreso de Internet y los teléfonos móviles, así como el uso de la realidad virtual y la realidad aumentada, los nuevos horizontes que están cambiando no solo la forma en que nos comunicamos, sino también cómo percibimos el Mundo y vivir. Por supuesto que falta mucho para tener una máquina que nos ayude a olvidar las experiencias traumáticas de nuestra vida.

Las pruebas computarizadas se han convertido en la norma.

Una vez realizadas las pruebas psicológicas a mano, con un bolígrafo y un papel. El psicólogo se sentaría frente a la persona y aplicaría las diversas pruebas. Pero ahora muchas de esas pruebas se realizan con computadora o directamente en los teléfonos móviles. De esta manera, ahorramos tiempo y muchas personas reportan sentirse menos nerviosos porque la presencia del psicólogo los hizo sentir incómodos.

En el campo de investigación, la posibilidad de realizar pruebas remotas abre nuevos horizontes, ya que podemos recopilar más datos en menos tiempo. De hecho, muchos de los principales estudios que involucran a miles de participantes se realizan a partir de encuestas en línea que las personas pueden completar en cualquier parte del mundo en que se encuentren.

Obviamente, esta nueva forma de recopilar información también implica que el psicólogo no puede ofrecer ayuda y ver cómo reacciona la persona. De esta manera, las pruebas no analizan el potencial, sino que se enfocan en proporcionar un marco, más o menos seguro, del presente. Por lo tanto, es esencial formular correctamente las preguntas, estructurar muy bien la entrevista y elegir la herramienta en línea adecuada para crear el cuestionario. Esto reduce el riesgo de que las personas abandonen la entrevista o que se recopile información muy difícil de analizar.

"Big Data" da un impulso a las nuevas ramas de la psicología

Antes de que cada ciencia siguiera su camino, los resultados no trascendían ese campo.Pero hoy, con Big Data, un vasto océano de datos producidos a partir de cada uno de estos estudios se puede almacenar fácilmente de tal manera que podamos acceder a una gran base de datos donde podemos analizar y cruzar varias variables de comportamiento.

Esta posibilidad, impensable hasta ahora, permitió el nuevas ramas de la psicología, como la neuroeconomía y el neuromarketing. De hecho, abre el camino para la realización del metanálisis más completo en el que podemos acceder a una gran cantidad de datos que ofrecen conclusiones más cercanas a la realidad, a partir del análisis del comportamiento de cientos de miles de personas. De esta manera podemos comprender mejor cómo reaccionan y en qué circunstancias, diseñar los tratamientos más adecuados.

Las terapias se pueden dar en internet.

Ya no es necesario acudir al psicólogo, una conexión a Internet es suficiente para recibir tratamiento en casa. Cuando el caso no es muy grave, muchos psicólogos ofrecen la posibilidad de realizar algunas sesiones en línea o incluso todo el tratamiento. Por lo tanto, las barreras geográficas se caen y las personas que tienen dificultades para moverse pueden seguir el tratamiento.

Esta nueva forma de hacer terapia también alienta a las personas que temían ser vistos en la clínica del psicólogo, ya que todavía hay muchos estereotipos en este sentido.Además, hay programas en línea en los que las personas pueden permanecer en el anonimato y aclarar sus dudas o recibir orientación.

Por supuesto, las consultas en línea también tienen inconvenientes. Por ejemplo, el psicólogo tendrá problemas para leer el lenguaje no verbal y puede pasar por alto detalles importantes. En las sesiones psicológicas en línea es posible capturar pistas visuales, pero hay límites, es difícil ver tantos signos emocionales como en un encuentro cara a cara.

Es aún más difícil establecer la relación necesaria para la terapia y hacer que la persona se sienta cómoda y con apoyo. Sin embargo, un metaanálisis publicado recientemente reveló que la terapia en línea puede ser tan efectiva como la tradicional para el tratamiento de los trastornos depresivos, la ansiedad y las fobias.

Curarnos en un mundo de realidad virtual para ser curados en la vida real.

La realidad virtual está ganando terreno en las terapias psicológicas, en particular para el tratamiento de trastornos como la ansiedad, las fobias y el estrés postraumático, en los que ya se ha demostrado su eficacia. De hecho, un metaanálisis que incluyó 13 estudios que comparaban el uso de la realidad virtual con el tradicional con casi 400 pacientes, concluyó que esta herramienta no solo es más efectiva, sino que sus resultados también duran más.

La clave está en el hecho de que la realidad virtual se aprovecha de nuestro miedo y confusión, un estado que desencadena una fuerte respuesta emocional que cambia el funcionamiento de nuestro cerebro y nos impide detectar pequeños detalles que indican que no estamos en un entorno real. . Todo esto ocurre en solo 12 o 15 milisegundos, e incluso si la situación que vive la persona en un entorno virtual no es real, se activan los mismos mecanismos fisiológicos y psicológicos, para poder corregir la respuesta inadecuada con resultados extraordinarios. efectividad

Además, la realidad virtual tiene una tasa de aceptación mayor que la desensibilización sistemática y la exposición in vivo, ya que aproximadamente el 27% de las personas se niegan a someterse a las técnicas tradicionales, simplemente porque tienen demasiado miedo. En contraste, solo el 3% de las personas se niegan a usar la realidad virtual, porque saben que pueden enfrentar sus miedos en un entorno terapéutico seguro y controlado, donde pueden decidir cuándo parar.

Además, la mayoría de los sistemas modernos de realidad virtual permiten al psicólogo controlar en cada instante la exposición a la terapia, adaptando la experiencia al nivel de cada paciente. También es posible rastrear las constantes fisiológicas de la persona para saber exactamente el nivel de ansiedad y asegurarse de que no aumente excesivamente.

¿Le dirías tus problemas a un robot?

Sin embargo, los cambios que ya están en marcha no son los más interesantes, sino los que vendrán en el futuro. En este momento, el 6% de las aplicaciones de teléfonos inteligentes en el sector de la salud se centran en la salud mental. Muchos de ellos afirman convertirse en un "entrenador digital" que ofrece a la persona la orientación necesaria para enfrentar sus problemas o mejorar algunas áreas de su vida.

Además, los ingenieros ya están trabajando en un nuevo campo llamado "computación afectiva" para garantizar que las máquinas aprendan a aprovechar nuestros estados emocionales y reaccionen en consecuencia. Entonces, tal vez, en el futuro, podría encontrarse contándole sus problemas a un robot, pidiéndole consejos y preguntándole cómo se olvida un amor... 



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: